jueves, 20 de septiembre de 2012

CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE CULTIVOS AGRICOLAS


Cuidado y Mantenimiento


Preparación del suelo
 
Como en todo jardín permanente, el tiempo invertido en la preparación del terreno rinde sus frutos. Antes de plantar, preste especial atención a la remoción de malezas. Concéntrese, especialmente, en las malezas perennes. Los pastos y malezas pueden erradicarse utilizando un herbicida sistémico no selectivo o cubriendo el terreno con plástico negro durante uno a tres meses.
 
Si usa un herbicida, siga las instrucciones de la etiqueta del producto. Preste especial atención al momento indicado para su utilización, mezclado y aplicación propiamente dicha. Si no sigue las instrucciones de la etiqueta, las malezas rebrotarán y competirán con las plantas nuevas. Esto resultará en el desarrollo pobre y más lento de las cubiertas vegetales. Una vez que las malezas estén muertas podrán reincorporarse al suelo. (Antes de reincorporarlas al suelo, quíteles las semillas.) Labre la tierra hasta una profundidad de 6 a 8 pulgadas y agregue materia orgánica para mejorar el mullido.
 
Aplique de una a dos libras de fertilizante 5-10-5 o similar por cada 100 pies cuadrados. Después de preparar el terreno, si es posible, no plante nada hasta que pasen unas dos a tres semanas. Durante este tiempo toda maleza perenne que no fué eliminada rebrotará y podrá entonces eliminarse con facilidad. Esto contribuye a reducir toda invasión de malezas mayor después de realizada la plantacion                                                                                                             
Mantenimiento
 
Las cubiertas vegetales requieren de un mínimo de mantenimiento una vez que están establecidas. Irrigue las cubiertas vegetales recién plantadas para que las raíces se establezcan. Por medio del cultivo superficial podrá evitar las malezas. Después de la primera estación, riegue lo necesario sólo durante los períodos secos del verano o del otoño.
 
Control de malezas
 
El momento más crítico del control de malezas tiene lugar durante la preparación del terreno antes de plantar. Elimine todas las malezas perennes mientras prepara el suelo. Para controlar las malezas durante el establecimiento lo ideal es arrancarlas con la mano y el cultivo superficial. Si se agrega de una a dos pulgadas de abono, se reduce el crecimiento de malezas y se mantiene la humedad del suelo. Algunas cubiertas vegetales deben podarse de vez en cuando para evitar que se expandan fuera de los límites del lugar en el que se plantaron. La poda de los tallos más antiguos permite que el follaje joven, vigoroso y más atractivo resurja en el lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada